Residencia,Canina,Madrid,recomendada,Boadilla-del-Monte,Las-Rozas,Pozuelo-de-alarcón,Aravaca,Majadahonda,Valdemorillo,Sevilla-la-Nueva,Brunete,Perro,El-Escorial,Villanueva-de-la-Cañada,Villafranca, La-Finca,Montepríncipe,Montealina,Monterozas,Peñascales,adiestramiento,hotel

RESIDENCIA CANINA EN MADRID

ADIESTRAMIENTO DE PERROS

hotelcaninomadrid, hotelperrosmadrid, residenciacaninamadrid,centrocaninomadridccam99

Centro Canino en Madrid CCAM99: Noticias

Residencia canina en Madrid Oeste CCAM99: guardería y hotel para perros

CONSEJOS A LA HORA DE ELEGIR LA MEJOR RESIDENCIA CANINA EN MADRID  PARA NUESTRO PERRO

Por Arsenio Menchero



 
Guia-residencias-caninas-madrid
 
A la hora de emprender un viaje no siempre es posible llevar con nosotros a nuestra mascota. Una opción es dejarla en casa y que venga alguien a ocuparse de ella. Otra, peor, llevarla a casa de algún familiar o amigo (el perro extrañará el cambio y las personas que habrán de cuidarlo no siempre sabrán como hacerlo). Quizás recurramos a internet y busquemos una guia de residencias caninas cercanas. Encontraremos que se ha puesto de moda anunciarse como "Cuidador de Mascotas".
 
Hay alrededor de 100 residencias caninas en Madrid pero, en realidad, muy pocas cumplen con los requisitos legales necesarios. Las que carecen de licencia no constan en la lista de Centros Autorizados por la Comunidad de Madrid y, por tanto, ni se someten a inspecciones sanitarias, ni a controles de calidad, ni cuentan con personal especializado. Abaratan sus precios a costa de empeorar sus servicios y de competir en desigualdad de condiciones con los hoteles para perros que se ajustan a la legislación vigente. De los "cuidadores de mascotas" aficionados, particulares sin conocimientos que cobran por lo que, muchas veces, no están capacitados para hacer, ni siquiera hablaremos.
 
Una guardería de mascotas legal debe disponer de la acreditación de "Núcleo Zoológico" y estar en posesión de los siguientes documentos y permisos: "Licencia de apertura", "Licencia de actividad profesional como Residencia Canina", "Libro de Registro de la Comunidad de Madrid" y "Hojas de Reclamaciones". También debe tener a la vista los "Protocolos de actuación relativos a las rutinas diarias de limpieza y de distribución de alimentos" y la "Póliza del Seguro de Responsabilidad Civil".
 
Antes de decidirnos por un hotel para nuestro perro, consideraremos los siguientes puntos:
 
  1. Ubicación y jardinería de la residencia canina: En la Comunidad de Madrid sufrimos veranos calurosos e inviernos gélidos. Por ello, es muy importante que el asentamiento del hotel para perros sea frondoso, sombreado y fresco en los meses estivales. Que corra el aire, pero que esté protegido de los vientos dominantes. Y que también los cheniles estén preparados para el invierno, disponiendo de plazas con calefacción para perros delicados. Visitemos el lugar y asegurémonos de que es el idóneo para alojar a nuestra mascota.
     
  2. Comodidad para nuestro perro: Las necesidades del perro no son las mismas que las nuestras. Podría pensarse que los perros disfrutan de la compañía de otros de su especie, pero no es lo mismo sentirse acompañado que formar parte de un grupo. Los perros que no se conocen y que comparten espacio, deben obligatoriamente establecer una jerarquía y ajustarse a unas normas de manada que no todos aceptan de buen grado. Este proceso conlleva desgaste físico y emocional. Durante la interacción del juego, los perros pueden lastimarse... o, en el mejor de los casos, estar obligados o a soportar o a quitarse de encima al pesado de turno. Y puede que los demás perros no permitan al nuestro eligir el lugar o la sombra que quiere, o que no le dejen beber cuando lo desee.
    Por todo ello, lo mejor será que cada animal disponga de su propio espacio individual, un lugar  tranquilo, provisto de cama y con agua a libre disposición. Porque, si bien es bueno que los perros se sientan acompañados, es conveniente que estén separados. Y que salgan a los parques de esparcimiento de uno en uno.
     
  3. Ejercicio: ¿Cuanto tiempo permanecerá el perro en la residencia? ¿Una semana o varias?. ¿Estamos hablando del ejemplar que entrena para concursos, que está en plena temporada y que no debe perder la forma física o del que solo pasea media hora al día?. Las necesidades  básicas de ejercicio de cualquier perro quedan perfectamente cubiertas con las rutinas de una buena residencia canina. Si el perro se siente seguro y sin estrés, si no pasa ni frío, ni calor, ni hambre, estará encantado de descansar unos días. Pero, si lo que deseamos es que continúe ejercitándose, debemos contar con la posibilidad de contratar un programa de ejercicio específico, dirigido por expertos. Una residencia canina profesional ofertará paseos, natación y adiestramiento.
     
  4. Cuidados generales: La mayoría de los perros no precisan sesiones relajantes, ni spas, ni masajes. A casi todos les molesta la manipulación excesiva. Sin embargo, necesitan hacer ejercicio. La natación es un ejemplo. Consume energía, elimina estrés, fortalece el organismo, abre el apetito y favorece el descanso. Si el hotel dispone de piscina y contratamos un bono de sesiones de natación, notaremos los resultados.
     
  5. Alimentación: Si el perro va a estar pocos días en la residencia, especialmente si es un cachorro o un perro mayor, es mejor mantener su alimentación habitual.  Que llevemos su comida no va a producir probablemente un descuento en el precio de estancia en la guardería --al contrario, dar a cada huésped un pienso diferente es un trabajo añadido a la hora de repartir las raciones-- pero así evitaremos desarreglos digestivos.
     
  6. Medicación y cuidados veterinarios: No es preciso que la guardería canina sea un hospital veterinario. La mayoría de los perros que se dejan en vacaciones son ejemplares sanos. Como mucho, quizás necesiten que les sea realizada alguna cura sencilla o tomar medicación para alguna dolencia leve. El personal de la residencia encargado del cuidado de los animales debe estar capacitado para llevar a cabo estos cuidados sanitarios.
     
  7. Adiestramiento canino en residencia: Podemos aprovechar nuestravacaciones para que nuestro perro sea adiestrado durante su estancia en la residencia. Aséguremonos de la profesionalidad del equipo de adiestradores.
     
  8. Peluquería canina: Quizás deseemos que el perro llegue a casa con el pelo y las uñas en perfecto estado. Aprovecharemos para que en la peluquería de la residencia canina nos lo dejen a punto.
     
  9. A la entrada de nuestr@ perr@ en la residencia canina dejaremos su cartilla sanitaria con sus desparasitaciones y vacunas en regla, incluida la de "tos de las perreras". La mayoría de las guarderías caninas disponen de plazas interiores para perros que están acostumbrados a vivir dentro de casa. En caso de que elijamos un alojamiento de este tipo, podemos dejar su colchoneta o una prenda personal, para que no extrañe el lugar. Si va a alojarse en un chenil exterior, aunque cubierto, será mejor no dejar nada que pueda ensuciarse o mojarse. No es aconsejable proporcionarle juguetes. Y no hagamos larga la despedida. Será más difícil para él separarse de nosotros si generamos una situación de angustia a la hora de irnos.
     
  10. Y, por último, marchemos tranquilos. Hemos delegado el cuidado de nuestro perro en las personas que hemos elegido. Suya es la responsabilidad. Seguro que lo tratarán como deseamos. Confiemos en ellos y disfrutemos de las vacaciones.

     
hoteldeperrosenmadrid,ccam99
 
 
 
¡Venga a conocer nuestra Residencia canina CCAM99!. ¡Le gustará!
 
¡Le esperamos en Brunete!
 
| Mas

<<< Volver